Supersticiones japonesas (parte 2)

Las supersticiones japonesas son muy variadas y algunas muy antiguas, aunque también podríamos decir que algunas tienen un equivalente a algunas supersticiones occidentales. Conozcamos más sobre ellas y sus rituales para la mala fortuna y atraer la buena suerte.
• Jamás se deben poner zapatos nuevos en una noche, estrenarlos de noche trae muy mala suerte a quien los usa. Así mismo se dice que si se camina con zapatos nuevos en un día lluvioso, cada vez que se vuelvan usar estos zapatos lloverá. También se tiene la creencia que si se coloca el zapato de una persona que se ha escapado en el horno de una cocina, esta persona regresará sin remedio y rápidamente.
• Si cruzamos la mirada con un cuervo, esto es considerado de muy mala suerte, significa que algo malo nos sucederá.
• Si un gato negro se nos cruza en nuestro camino, es considerado de muy mala suerte, algo malo nos sucederá. (esta superstición es adoptada de las creencias occidentales, pero ha tenido mucho arraigo en la cultura japonesa).
• Si vemos una araña de día es de muy buena suerte, no debemos matarla, pero si vemos una araña de noches es de muy mala suerte y si tenemos que matarla para evitar la mala suerte que ella lleva.
• Los palillos nunca deben clavarse en la comida, ya que es considerado de muy mala suerte, sobre todo en el arroz, ya que solo se clavan así en los funerales.
• Se dice que si dormimos con la cabeza apuntando hacia el norte, tendremos corta vida, ya que los muertos al momento de enterrarlos son orientados hacia ese punto cardinal.
• Si se asiste a un funeral, se deberá echar sal encima, ya que esto nos protegerá de la muerte. (Caso contrario al occidente, en donde la sal es de muy mala suerte).

Te puede interesar

Escribe un comentario