Tarología y Taromancia, las dos ramas que se ocupan del arte del tarot

Tarología Taromancia

Actualmente existen dos ramas relacionadas con el tarot: la Tarología y la Taromancia. Por un lado la tarología se ocupa de estudiar los símbolos, la estructura, la filosofía y la historia del tarot, como también los mitos y leyendas que gravitan sobre el tarot. La tarología posee un carácter racional, por el cual estudia el tarot desde su punto de vista analítico, examinando los atributos de cada arcano, sus manifestaciones, sus significados, sus parámetros estructurales y todas sus posibilidades de interpretación.

En el caso de la taromancia, esta rama posee un carácter más intuitivo y apunta a estudiar el tarot como un oráculo, dado que el tarot no solo es una práctica esotérica para predecir el futuro, sino también una herramienta para la meditación y el autoconocimiento que aplica técnicas específicas de interpretación basándose en la intuición. La taromancía también analiza los métodos, las directrices y las diversas tiradas aplicadas al tarot. Este método de cartomancia desde hace años ha despertado el interés de importantes investigadores como de psicoterapeutas, que consideran a las cartas como un complejo sistema para el autoconocimiento.

La taromancia también hace análisis sobre las preguntas aplicadas a cada persona según el contexto o sobre los elementos esenciales del consultor, o incluso sobre los eventos y hechos derivados del uso de métodos y técnicas de dibujo o la lectura, que permiten y facilitan la interpretación. La taromancia posee dos líneas distintas que sirven al consultor ayuda: la línea de adivinación y la línea de terapia.

Te puede interesar

Escribe un comentario