Tarot: La carta de la Sacerdotisa

La carta de la Sacerdotisa o también conocida como la carta de  La Papisa, es el arcano número II, esta carta está asociada directamente con el cosmos, la pareja en forma de universos gemelos y con la carga o energía eléctrica.

La sacerdotisa está representada por una mujer madura pero que aún no ha perdido su belleza, ella se encuentra sentada en dos columnas, una negra y otra blanca, en las cuales podemos las iniciales J y B, están columnas reciben el nombre de “Jakin” y  “Boaz” respectivamente y a su vez representan Templo de Salomón, además de que cada palabra significa “fuerza” y “justicia”.  Detrás del personaje observamos un velo estampado con granadas que representa la pureza espiritual y terrenal de esta carta, y más atrás podemos observar un mar azul, esta agua representa la creación y la vida.

La sacerdotisa es llamada para proteger los secretos de este mundo, la vida y el origen de las cosas. Ella en la cabeza lleva una especie de tiara, en las que lleva las tres fases lunares (creciente, llena y menguante), que son fases femeninas básicamente que se interpretan como: La doncella, la madre y la anciana. Esta tiara también representa la sabiduría, en lo que vendría ser la contraparte femenina del arcano del Mago. Otro detalle de esta carta, es que en el pie izquierdo se ve pisando una Luna Creciente, que se le asocia a la “madre – mujer”.

La sacerdotisa sostiene en una de las manos La Torá, de la Ley Hebrea, ya sea en forma de pergamino o libro. Esto representa los secretos ocultos.  En el tarot de Marsella, la papisa hace referencia a la Papisa Juana, mujer que poseía el poder y ejercía argos eclesiásticos.

Te puede interesar

Escribe un comentario