Tarot y Cábala, una sorprendente relación entre lo esotérico y la religión (II)

Tarot Árbol Vida

Entendiendo el Tarot desde el punto de vista de la Cábala, este se representa como un diagrama universal que se simboliza mediante el Árbol de la Vida, dando una visión del presente, el pasado y el futuro. Dentro de este esquema cabalístico representado por el árbol, contiene a los diez círculos o sefirots, que representan diez atributos divinos, unidos por veintidós caminos que ofrecen similitudes sorprendentes con el conjunto de las cartas del Tarot.

Las 22 letras del alfabeto hebreo se hallan vinculadas a los 22 caminos del Árbol, que a su vez se asocian directamente con 22 arcanos mayores del Tarot. Esta es la razón por la cual algunos mazos suelen incluir las letras del alfabeto hebreo en cada carta de los Arcanos Mayores. Estas asociaciones no siempre son coherentes entre sus autores. También existe un paralelismo entre los diez círculos (sefirot) y las 10 cartas numeradas de los Arcanos Menores.

En el Árbol de la Vida se encuentran representados los cuatro niveles del universo o cuatro mundos, tres mundos superiores identificados como las tres triadas de sefirot y un cuarto mundo simbolizado por Malkuth, el décimo sephirah que representa el mundo material en el esquema sefirótico. Estos cuatro mundos (o reinos) se colocan a menudo en paralelo con los cuatro palos y las cuatro figuras de los arcanos menores.

Te puede interesar

Escribe un comentario