Tauro y la salud

taurus

Tauro representa en el zodiaco el signo de la determinación del propósito y del poder, ya que posee el ritmo celestial para conservar los recursos físicos o la fortaleza que lo caracteriza, reflejando la naturaleza del elemento Tierra.

Se puede decir que la frase clave de los Tauro se resume en; “Yo tengo“, lo que se traduce en que tienen un fuerte deseo de seguridad personal, a la que se suma una búsqueda de las verdades espirituales. El símbolo astrológico de Tauro es el toro, por lo cual se compara o revela la naturaleza persistente de su personalidad a través de las características de este poderoso animal mítico.

Debido a que estos individuos tienen una tendencia solitaria suelen ser muy fiables a sí mismos y se puede decir que un Tauro buena voluntad tienen un fuerte sentido de lealtad, en resumen el centro de su universo es la seguridad, tanto física como emocional, por lo cual su salud es una prioridad natural.

Los Tauro son físicamente fuertes y sólidamente construido con un intenso pecho o buen torso, incluso aquellos que no están excedidos de peso puede aparecer físicamente densos o fornidos, con piernas gruesas.

Cada signo tiene relaciones externas, internas y estructurales, que determinan puntos fuerte o débiles de su salud, así podemos decir que los Tauro externamente son regidos por su garganta, el cuello, las orejas y la mandíbula inferior e internamente, por la glándula tiroides, faringe, laringe, vena yugular, las amígdalas, las trompas de Eustaquio, los ganglios del cuello del útero y las arterias carótidas.

Las tendencias patológicas de este signo se agrupan en casos de; apoplejía, amigdalitis, estasis linfática del cuello y la cabeza o laringitis. Las partes vulnerables del cuerpo son el cuello, la garganta, los hombros y la parte superior del torso, por lo cual suelen padecer de rigidez de cuello, dolor de garganta y dolores de oído como las quejas más son comunes de Tauro.

Imagen: erix! flickr

Te puede interesar

Escribe un comentario