Tecnologia perdida de la civilizacion Maya

mayas

Descubren en la selva, una estructura maya desconocida que revela una nueva evidencia de la tecnología antigua, según un comunicado de Prensa en San Francisco del 22 de abril de 2012.

En 1995, James O’Kon conmocionó al mundo de la arqueología con el descubrimiento de una enorme obra ingeniería de los mayas, un puente suspendido en la antigua ciudad de Yaxchilán, en México, que hoy se considera el puente más largo del mundo antiguo. La estructura fue pasada por alto por los científicos que han estudiado el sitio durante más de un siglo.

En su nuevo libro, los secretos perdidos de la tecnología Maya, O’Kon narra la realización emocionante de su descubrimiento y cómo se utilizaron métodos modernos para examinar y probar la existencia del espectacular puente. James O’Kon ingeniero estructural ha explorado más de 50 sitios mayas remotos e investigado los logros tecnológicos mayas por más de 40 años, además como ingeniero forense, con la evidencia obtenida de sus investigaciones arqueológicas, se levanta el velo del misterio de la tecnología perdida de los mayas.

Ex presidente del consejo de forenses de la Sociedad Americana de Ingenieros Civiles, O’Kon ha utilizado las computadoras para integrar los estudios arqueológicos, fotografías aéreas y mapas para el desarrollo de un modelo de 3 dimensiones y determinar la posición exacta y las dimensiones del puente.

Lo que los arqueólogos habían asumido como una pila de rocas insignificante resultaron ser dos pilares de 12 metros de altura y 35 pies de diámetro, con un apoyo 600 metros de largo. Los secretos perdidos de la tecnología Maya es un documental apasionante de la exploración O’Kon, la investigación, la ingeniería forense y la reconstrucción virtual permitió desvelar la tecnología de los mayas aplicada para la construcción de ciudades, que se elevan por encima de la selva tropical, con sistemas de agua que incluyen depósitos subterráneos, kilómetros de pistas asfaltadas en la selva y ahora el puente más largo del mundo antiguo en el río Usumacinta.

Imagen: Redeo

Te puede interesar

Escribe un comentario