Una fotografía que engaño al mundo; la del Monstruo del Lago Ness

88

En 1934, cientos de periódicos de todo el mundo se hicieron eco colocando en sus portadas la fotografía tomada el 19 de abril de ese año por el cirujano Robert Kenneth Wilson, en la que se pudo ver por primera vez y con claridad, la figura del mítico monstruo del Lago Ness (Escocia) bautizado como “Nessie”.

La noticia de la existencia de dicho monstruo relacionado a un dinosaurio de la especie “plesiosaurio” no era nueva, ya que las primeras referencias que se remontan a 15 siglos atrás y se encuentran en un documento llamado Vita Columbae, donde se relata cómo en el año 565, un grupo de lugareños estaban enterrando a un hombre que había matado a un monstruo que vivía en el río Ness que terminaba en el lago del mismo nombre.

Desde entonces muchos avistamientos se fueron produciendo, en los cuales se describió de diferentes formas y tamaños a la bestia, pero la época dorada en la que un gran número de personas afirmaron haberlo visto fue en la década de los años 30 del siglo XX.

Fue entonces cuando un grupo de personas organizadas en torno a un marco perfecto lograron engañar al Daily Mail con una foto donde no se dejaba lugar a dudas de la existencia de Nessie, ya que el aval de la foto lo brindaba una persona muy respetable de la comunidad medica del lugar.

En la foto se podía ver claramente la silueta del monstruo que habitaba en las profundidades del Lago, existencia que hasta entonces nadie había podido demostrar, pero todo fue tramado por Mauricio Salas, a petición de Marmaduke Wetherell, quien había sido contratado por el periódico hacia algún tiempo y cuya relación laboral entre las dos partes había terminado mal.

Wetherell quería vengarse del Daily Mail con la ayuda de las Salas y el Dr. Wilson, burlando al periódico, con un engaño que duró más de 60 años, la famosa foto de Nessie y que solo en 1994, el hijo de Marmaduke Wetherell, decidió contar la verdadera historia basada en que su padre antes de morir, le contó como habían realizado el engaño de la foto.

La figura del monstruo que sobresale de la laguna en la fotografía, era una escultura hecha de arcilla colocada en un submarino de juguete que sumergieron en las aguas del lago Ness, para luego fotografiarlo, pero el verdadero efecto del engaño fue su respaldo, por que la había tomado el cirujano Robert Inglés Kenneth Wilson.

A pesar de este engaño la leyenda Nessie continuó y continuará por siempre, ya que todos nosotros necesitamos que en nuestras vidas existan misterios, ya que le brindan vida a vida, no les parece

Imagen: Bp

Te puede interesar

Escribe un comentario