Una leyenda Egipcia; El pajaro Benu (Fenix-Griego)

52

La leyenda del pájaro Benu está vinculada a la del Ave Fenix, ya que ambas son aves solares o del sol, seres auto-creados en vez de nacer de otras criaturas y al someterse a la muerte se auto regeneran, por lo cual ésta no los alcanza, así el dios egipcio del sol se conoce como “Ra” y Benu significa garza imperial.

El Benu se identificaba con el Templo del Dios Sol (Ra) en Heliópolis, que fue venerado por los egipcios como el montículo sagrado de donde el dios del Sol, en su aspecto del pájaro Benu, surgió como una renovación de Egipto, otra característica compartida con su contraparte el Ave Fenix.

El pájaro Benu también fue conocido como un símbolo de Osiris y se dice que surgió desde el corazón de Osiris como un símbolo viviente de Dios, por lo que se renueva. Su leyenda se extiende desde Egipto por toda Arabia y se dice que pasaba la mayor parte de su vida, en Fenicia.

Un festival en honor se lleva a cabo el día 12 de Khoiak en la temporada de Aket (la inundación del Nilo), conocido como el Día de la transformación del Benu, su imagen adopta la forma de un halcón representando "el principio de la Ascensión" de la vida y siempre junto al faraón.

Mito o realidad?

El mito del Ave Benu egipcia que se representa normalmente como una garza, podría haber venido de una nueva especie de garza encontrada en las excavaciones recientes en Umm-un-Ner, ya que al ser encontrados sus huesos fueron reconstruidos, resultando ser una garza grande, más grande que cualquier otra que viva en la actualidad y se especula que los egipcios pueden haber visto esta gran ave sólo como un visitante muy raro o de los cuentos traídos por los viajeros que comerciaban en los mares de Arabia.

La leyenda griega

Los griegos conocían el pájaro Benu egipcio como el Fénix, un pájaro legendario sin padres de brillante apariencia por lo cual se lo describía con plumas de oro, rojo y blanco, sus ojos eran verdes como el mar, considerado un ser semi-inmortal, el Fénix tenía una vida útil de 500 años y cuando se encontraba a punto de morir, los elementos primarios del fuego y del agua le devolvían la vida y así volvía a renacer de sus cenizas.

Los griegos consideraban a la aparición del Fénix como un anuncio de importantes eventos por venir y se cree por muchos que los mitos que rodean la Fénix fueron una mala interpretación de los mitos egipcios relacionado con el pájaro Benu, por lo cual su leyenda en realidad viene de lo que Herodoto el historiador griego escribió sobre el Ave Benu.

Imagen: B.Hist

Te puede interesar

Escribe un comentario