Urim y Tumim, los orígenes del antiguo oráculo hebreo

Urim Tumum oráculo hebreo

Los antiguos hebreos poseían un método para consultar a Dios a través de un oráculo que tenía el nombre de Urim y Tumim (revelación y verdad), que servía como instrumento o técnica adivinatoria para interpretar la voluntad de Dios sobre determinado evento. Aunque este oráculo de Urim y Tumim tuvo un papel importante durante la historia antigua del pueblo hebreo, esta práctica adivinatoria cayó gradualmente en desuso, se estima que debido a considerarla como una reliquia del antiguo paganismo y este método fue totalmente olvidado durante el éxodo.

De acuerdo con la visión judía actual, los orígenes de esta práctica se remontan hasta el Sumo Sacerdote de Israel, Urim y Tumim se trataba de un instrumento utilizado para tomar decisiones mediante una pregunta concreta que era respondida por sí o por no. Constituía una placa pectoral que contenía dos piedras, que eran depositadas en la parte interior del efod (vestidura sacerdotal), que luego de elevar una pregunta a Yahvé, el sacerdote extraía una de las piedras e interpretaba el significado de la respuesta.

Se estima que a lo largo de la historia este antiguo oráculo fue modificado de tal modo que las dos piedras originales fueron reemplazadas por un conjunto de 12 piedras (que serían preciosas o semipreciosas), correspondientes a cada una de las doce tribus de Israel.

Te puede interesar

Un comentario

  1.   Juan Rengel dijo

    me gusta

Escribe un comentario