Velas, sus colores y sus significados, parte II

Las velas cuando se utilizan para un ritual, deben encenderse con una cerilla o alguna rama encendida y no se debe apagar soplando o presionando la mecha entre los dedos. La forma correcta de hacerlo es con un apagador de velas de metal, por lo general fabricados en bronce o con una copa de cristal.

En los rituales con velas es importante prestar especial atención al color que vas a utilizar, cada uno posee distintos significados y deben utilizarse para distintos propósitos.

Es útil conocer las energías que atraen los diferentes colores de cada vela para utilizarlas y combinarlas correctamente. Continuaremos viendo los diferentes colores para que sepas cuál usar según tu deseo:

Velas color Verde: Simboliza la vida, actúa sobre el sistema nervioso a modo de bálsamo, tranquiliza y activa centros energéticos que tienden a mejorar y estabilizar la voluntad curativa de las personas. Es el color de la esperanza y la naturaleza creadora, el color de vida en la tierra y sus hierbas curativas. El color verde es usado principalmente para atraer la buena salud, la estabilidad emocional y para lograr prosperidad.

Velas color Rosa: Simboliza ternura y amor, belleza, moralidad y confianza. Aunque es el color de la ingenuidad, significa solidez, solidaridad y práctica. Es apropiada para armonizar parejas y sobre todo se potencia con la energía de las mujeres que las encienden para atraer el amor. Su color es de protección.

Velas color Morado: Es símbolo de lujo, poder, éxito, prestigio, reconocimiento y elevación; si se enciende una vela de este color junto con una amarilla, se atrae la riqueza y el poder. Tienen una relación directa con la vitalidad, es un color activo, caliente, movilizador. En las velas es un color mágico y único, porque su vibración se hace sentir inmediatamente en el ser humano, tal vez por ser el color de la sangre.

La misma, actúa sobre los pedidos de amor cuando es encendida por un hombre, despierta la vitalidad y la pasión, es activadora de emprendimientos y refuerza la acción – reacción.

Te puede interesar

Escribe un comentario