Animales miticos: Ki Lin Chino

44

Los unicornios al igual que los dragones, son animales míticos cuya existencia no pudo ser comprobada, sin embargo existen registros en las distintas culturas del mundo que los mantuvieron vivos a través de sus leyendas, grabados y pinturas.

En las civilizaciones del valle del Indo se han encontrado sellos tallados, que se asemejan a un toro de perfil, pero su interpretación más exacta aunque mitológica es la apariencia de un equino con cuernos, que los arqueólogos creen ha representado un símbolo representativo de poderoso clan.

En la antigua China se veneró a una criatura milagrosa llamada “ki lin” que irradiaba colores y tenía una voz similar a un tintineo de campanas, que según esta antigua cultura convivio con los humanos por miles de años. El Ki lin era un caballo con escamas de pez que brillaban con los colores del arco iris, melena y pezuñas hendidas.

El ki-lin según los registros fue observado por primera vez en el 2697 antes de Cristo y según se detalla en ellos, este extraño animal fue visto vagando por el palacio del famoso soberano Fu Hsi y para quienes lo veían representaba un presagio de buena suerte. Una leyenda cuenta que el ki-lin se le apareció al emperador hacia el final de su vida para llevarlo a la tierra de los muertos en su espalda.

A esta criatura los chinos le atribuían gran poder y sabiduría, que solía verse en los bosques solo cuando los tiempos eran de buen augurio, paz y prosperidad, así como también cuentan las leyendas que se hacían presentes cuando un gran líder estaba a punto nacer.

Aun en la Edad Media la mayoría de la gente en China estaban familiarizados con los Ki lin, como un animal real y formaba parte de las historias de marinos, las cuales se registraron en la bitácora del barco “joya” del emperador chino en el año 1415.

Imagen: stat

¿Quieres averiguar tu futuro?
Averigua tu destino y sal de dudas sobre tu futuro económico, amoroso o de salud. ¿Van a cambiar las cosas para ti? Sal de dudas con el tarot
CONSULTAR TAROT

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *