El Gato

Esto es como todo: creer o no creer. Pero ahí está, es una opción a la que mucha gente recurre cada día en la búsqueda de respuestas. Una experiencia propia me demostró -al menos a mí- la veracidad de todo este mundo. Ya puestos, también podemos revisitar todas esas historias sobrenaturales que tantas veces nos han puesto los pelos de punta. Reconocedlo, es como un vicio.