El amigo del sótano: el sacerdote

Bob salió disparado hacia la habitación de su madre al escucharla gritar. John y Mary fueron con él. Dorothy les explicó entre llantos lo que había ocurrido. Las sacudidas de la cama, la sensación de estar siendo observada constantemente… ya lo no lo soportaba más. Bob se quedó con su madre toda la noche. Mary y John también quisieron quedarse. Ya por la mañana, Bob se puso en contacto con el sacerdote de la zona para pedirle que bendijese su casa. El sacerdote era ya conocido de Bob, no era la primera vez que acababa pidiéndole ayuda para alguna de sus investigaciones. El sacerdote aceptó de inmediato y en pocos minutos llegó a la casa de Dorothy.

Apenas se habían saludado cuando el sacerdote comenzó a bendecir la casa. Mary comenzó a sentir cómo los espíritus de la casa empezaban a revolverse. Se quedó petrificada en el sofá, sentada, mientras el sacerdote rociaba con agua bendita cada rincón de la casa. Pasaron a la cocina. Iban todos juntos. Allí el sacerdote, en un instinto, giró la cabeza hacía una puerta: “¿Qué hay aquí detrás”? Bob respondió: “El sótano”. El sacerdote se giró hacia la puerta: “Es ahí a donde debemos bajar ahora mismo.”

El sacerdote abrió la puerta del sótano mientras seguía con sus oraciones. Empezó a bajar las escaleras muy despacio. De repente Mary escuchó una voz amenazante que no logró entender, pero que sabía de sobra que era una amenaza: “¡Padre, vuelva, no baje al sótano!” El sacerdote giró la cabeza al escuchar a Mary, pero al darse la vuelta, una fuerza invisible le empujó haciéndole rodar escaleras abajo.

¿Quieres averiguar tu futuro?
Averigua tu destino y sal de dudas sobre tu futuro económico, amoroso o de salud. ¿Van a cambiar las cosas para ti? Sal de dudas con el tarot

CONSULTAR TAROT

Te puede interesar

Categorías

Paranormal

Esto es como todo: creer o no creer. Pero ahí está, es una opción a la que mucha gente recurre cada día en la búsqueda de respuestas. Una experiencia propia me demostró -al menos a mí- la veracidad de todo este mundo. Ya puestos, también podemos revisitar todas esas historias sobrenaturales que tantas veces nos han puesto los pelos de punta. Reconocedlo, es como un vicio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.