El significado de los nombres: Abel

abel

Iniciamos nuestra sección dedicada a la onomancia, la adivinación a partir del nombre de las personas, con Abel. Un nombre corto y muy recurrente en España, de origen semítico. Deriva del hebreo o el asirio y puede relacionarse con los términos aliento o hijo respectivamente.

En la onomancia el nombre de Abel está cargado de fuertes implicaciones. En la rama del destino es un nombre que indica responsabilidad ante uno mismo y ante los otros. Las personas con este nombre suelen estar siempre pendientes de comenzar nuevas aventuras y vivir proyectos cargados de emoción y desafíos. Por lo general las personas con el nombre de Abel disfrutan tomando nuevos riesgos.

En el campo del dinero y el amor también muestran esta faceta aventurera. Creen que el dinero solamente es útil si está en constante circulación y están tan pendientes de sus aventuras y emprendimientos que difícilmente pueden vivir el amor como una persona tradicional. Aún así son apasionados y vibrantes.

En el trabajo Abel es un nombre que representa la responsabilidad y el sacrificio. Todo apunta a personas que tienen los pies en la tierra y saben lo que quieren. No se detienen en nimiedades y siempre buscan avanzar y conseguir nuevos desafíos para seguir activos y atraídos hacia lo que hacen.

¿Quieres averiguar tu futuro?
Averigua tu destino y sal de dudas sobre tu futuro económico, amoroso o de salud. ¿Van a cambiar las cosas para ti? Sal de dudas con el tarot
CONSULTAR TAROT
Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *