A Haunting: Poseída (atacada)

Mary, Hanna y Karen rezaban acompañando al sacerdote durante todo el ritual. Ya estaba todo hecho. La casa estaba limpia. Karen y Hanna se despidieron de Mary y del sacerdote. Mary se quedó sola en casa esperando a que Josh regresara para cenar e ir a la cama.

Ahora con todo en orden en la casa esa podría ser la primera del resto de las noches en las que todo el mundo duerme bien. Mary dormía tranquila. No hacía frío. Las ventanas estaban abiertas y dejaban entrar una brisa que movía las cortinas levemente.

De repente una energía invisible golpeó la cara de Mary. El susto y el dolor la despertaron. En la habitación no había nadie. No dio tiempo a pensar nada más, otro golpe la arrastró hacia el otro lado de la cama… y otro…. y otro golpe. Mary pudo resbalarse entre las sábanas y salió corriendo hasta la calle. Una vez allí, e intentando asimilar lo que acababa de ocurrirle, comprendió que no era la casa la que estaba bajo la influencia de malas energías, sino ella. Ahora todo cambiaba. ¿Cómo agarras un teléfono y dices “creo que estoy poseída” sin que te pongan una camisa de fuerza?

Más información – A Haunting: Poseída (visiones)

¿Quieres averiguar tu futuro?
Averigua tu destino y sal de dudas sobre tu futuro económico, amoroso o de salud. ¿Van a cambiar las cosas para ti? Sal de dudas con el tarot

CONSULTAR TAROT

Te puede interesar

Categorías

Paranormal

Esto es como todo: creer o no creer. Pero ahí está, es una opción a la que mucha gente recurre cada día en la búsqueda de respuestas. Una experiencia propia me demostró -al menos a mí- la veracidad de todo este mundo. Ya puestos, también podemos revisitar todas esas historias sobrenaturales que tantas veces nos han puesto los pelos de punta. Reconocedlo, es como un vicio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.