La publicidad japonesa de Kleenex, leyenda urbana

La maldición de los pañuelos Kleenex es una leyenda urbana en Japón que sirvió, junto a otras atemorizantes publicidades japonesas de los años 80, para crear el mito de las publicidades malditas.

Similar a las maldiciones en los sets de filmación de películas, como Poltergeist o El Exorcista, cuenta la leyenda que todos los involucrados en la creación de esta publicidad de Kleenex para Japón murieron en accidentes o situaciones confusas.

Cuando buscamos la publicidad en YouTube realmente nos encontramos con una propuesta aterradora. Hay una mujer de blanco jugando con los pañuelos Kleenex junto a una extra criatura de color rojo, con un cuerno y extraños cabellos verdes. Se trata de un bebé pintado, obviamente, pero la música de Fine Day por Jane no ayuda ya que tiene un tono melancólico, triste y poco adecuado para el tipo de imagen que están tratando de promocionar.

La leyenda dice que la gente se quejó por lo aterrador de la publicidad y que la actriz, los directores y todos los que estuvieron relacionados con su creación murieron. Esto ha sido desmentido, la actriz es Keiko Matsuzaka y sigue con vida y trabajando, sin embargo cuando vemos las publicidades más aterradoras de Japón siempre aparece la de Kleenex y la leyenda urbana de la publicidad maldita no deja de sumar adeptos con el paso de los años.

Te puede interesar
¿Quieres averiguar tu futuro?
Averigua tu destino y sal de dudas sobre tu futuro económico, amoroso o de salud. ¿Van a cambiar las cosas para ti? Sal de dudas con el tarot
CONSULTAR TAROT

Categorías

Leyendas urbanas

Me llamo Mailén, soy de Mar del Plata, Argentina. Estudio profesorado de Danzas Folclóricas y me gusta mucho escribir y leer sobre diferentes temáticas, soy una apasionada de la investigación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.