0

ghost adventures Los amantes de lo paranormal estamos de suerte

Ghost Adventures

Espero que a mi compañera Mailen no le moleste que publique esta nota, que sé que este mes está ella más a fondo con asuntos paranormales, pero resulta que hace una semana que han empezado en televisión los dos estrenos más fuertes de docu-realities de corte paranormal, el primero, ‘Ghost Adventures’, en su temporada 11 -que ya son años- y el segundo, ‘Paranormal Witness’ en su temporada 4, una temporada que parecía no iba a llegar nunca.

Pensará mucha gente que después de 11 temporadas, Zak Bagans, Aaron Goodwin, Billy Tolley y Jay Wasley -estos dos últimos tomando absoluto protagonismo tras la marcha de Nick Groff la temporada pasada, habrán perdido fuelle, pero nada más lejos de la realidad. Una cosa es cierta: el continuo sobreactuar de Zak Bagans en todos y cada uno de los programas. Pero en el caso de Billy y Jay, sus reacciones son tan naturales como eran las de Zak, Aaron y Nick en las primeras temporadas, y eso consigue volver a traer aquellos momentos tensos e incómodos que a todos nos encantaban. Para los interesados, el segundo capítulo de la temporada 11 de ‘Ghost Adventures’ será esta noche en Travel Channel Sat 9pm/8c.

Paranormal Witness fue el programa que consiguió dar un paso adelante de lo que ofrecía ‘A Haunting’: testimonios reales a modo de entrevisto, todo perfectamente entrelazado con escenas interpretadas por actores, consiguiendo una mezcla explosiva que funcionaba de maravilla. ‘Paranormal Witness’ quiso apostar más por la puesta en escena y el resultado fue espectacular. Cada capítulo era una auténtica película de terror. Para los fans, podréis seguir esta 4ª temporada a través de SyFy cada miércoles 10/9c.

paranormal witness Los amantes de lo paranormal estamos de suerte

0

embarazo No hay mancia más curiosa que la Gastromancia (II)

Segunda y última parte de la gastromancia, la mancia más original de todas las que llevo comentadas este mes. Decíamos esta tarde que había dos maneras diferentes de practicar la gastromancia, el método de adivinación a través del estómago.

Antes habíamos dejado al adivino invocando a los espíritus con un montón de cirios encendidos y rodeado de recipientes llenos de agua limpia que, al agitarlos, hacía que los espíritus respondiesen a través del estómago del adivino.

El segundo método no es tan “particular”. En esta ocasión vamos a necesitar hacernos con antorchas, velas, vasos llenos de agua y una mujer embarazada. (Ahora mismo os estáis esperando cualquier barbaridad, eh? Tranquilos.) Primero empezaremos encendiendo las antorchas -damos por hecho que estamos en un lugar oscuro-. Colocaremos los vasos llenos de agua uno al lado del otro, colocando las velas encendidas detrás de los vasos. Aquí venía la parte en la que participaba la mujer embarazada. Ya con las antorchas encendidas, los vasos de agua colocados y las velas detrás, se pedía a la embarazada que observase muy bien las figuras que el reflejo del fuego hacía en la superficie de los vasos de agua. A partir de esas imágenes que la mujer embarazada iba diciendo, tras interpretarlas, irían saliendo las respuestas necesitadas.

0

cantaros No hay mancia más curiosa que la Gastromancia (I)

Después de haber estado buscando respuestas en las cenizas con la espadomancia, hoy vamos a terminar el viernes con una de las mancias más curiosas de todas las que llevo leídas… y os aseguro que llevo varias decenas que son dignas del museo de los horrores. Pero en este caso es precisamente todo eso, lo terrorífico y lo siniestro, lo que vamos a aparcar: hoy terminamos con la gastromancia.

A diferencia de lo que pueda parecer, la gastromancia no se trata de adivinar mientras -como se dice en mi tierra cuando comes mucho- “te comes a Dios por los pues”. La gastronomia es el método de adivinación a través del estómago. Importante: el estómago permanecerá en todo momento en el lugar que corresponde, dentro del adivino. Nada de mancharse de sangre. Este primer método consistía en colocar recipientes llenos de agua limpia alrededor de cirios o velas encendidas. El adivino invocaba a los espíritus mientras agitaba los recipientes; entonces los espíritus comenzaban a lanzar respuestas con voz resonante… pero desde el estómago del adivino.

Este primer método ha sido quizás el que más me haya sorprendido -para bien- y sin contar los que cuentan con sacrificios y demás. Otra cosa quizás no, pero original es un rato. En un rato os cuento cómo era el segundo método.

0

cenizas Espadomancia: un mensaje en las cenizas

Y continuamos con nuestro agosto de mancias. Después de haber estado buscando respuestas en el universo con la astromancia, hoy volvemos a poner los pies en el suelo y a hacer preguntas al fuego, esta vez para que sean las cenizas las que nos ofrezcan las respuestas: hoy hablamos de la espadomancia.

La espadomancia era la técnica predictiva basada en la interpretación de los rastros que quedaban en la ceniza después de haber ardido un objeto determinado. La espadomancia contaba con diferentes métodos, algunos llegando a necesitar de sacrificios; otros en cambio bastaban con un objeto específico.

Estas son las tres formas más practicadas de espadomancia. Para la primera bastaba con quemar algunas pertenencias de la persona de que se quería conocer el futuro. Una vez habían ardido los objetos se procedía a la interpretación de las huellas de la ceniza. La segunda era la más oscura, ya que lo que ardía en esta ocasión eran animales entregados en sacrificio; también se terminaba por interpretar las marcas que quedaban en las cenizas tras haber ardido todo. Sobre la tercera forma de espadomancia se dice que aún hay lugares en Alemania donde se practica; este tercer método consiste en escribir una pregunta en la ceniza por la noche, no siendo interpretadas las mismas hasta la mañana siguiente, en busca de señales.

0

astrologia Astromancia: madre de la Astronomía y la Astrología (II)

Continuamos hoy hablando de la astromancia, el arte predictivo basado en la observación de los astros. El otro día nos quedábamos comentando que la astromancia había evolucionado hasta el punto de que de ella saldrían las dos disciplinas diferentes hoy conocidas como astronomía y astrología.

La disciplina de la astronomía se basa en el estudio científico de la estructura del universo y de los astros para así poder conocer el funcionamiento del mismo, y de esa manera poder prever acontecimientos como son los eclipses de sol y luna, el descubrimiento de nuevos planetas y satélites o la caída de meteoritos.

A diferencia de la astronomía, la astrología se basa en el estudio no científico de los astros, trabajando en el aprendizaje de cómo los planetas influyen sobre el comportamiento humano. Esta influencia es dividida por los astrólogos en doce signos, cada uno de los cuales consigue plasmar una energía específica a las personas que se encuentran bajo su dominio. El dominio de cada planeta sobre cada persona surge a raíz de la fecha y hora de nacimiento de cada individuo, con el fin de conocer cuál era la disposición de los planetas en ese preciso instante, y de esa manera poder relacionarlos en la búsqueda de predicciones sobre el futuro de la persona o de acontecimientos en general. Estos doce signos zodiacales a los que se refiere la astrología ya los conocéis: Aires, Tauro, Géminis, Cáncer, Leo, Virgo, Libra, Escorpio, Sagitario, Capricornio, Acuario y Piscis.