Animales Totémicos: la Ardilla

Para muchas culturas del mundo, pero en especial para los pueblos originarios de América los animales eran la representación en la tierra de las fuerzas de la naturaleza y estaba para guiar y enseñar a las personas esas cualidades que como humanos han perdido o no tienen desarrolladas como ellos.

Parte importante de estas culturas era representar a los diferentes animales que guían a las personas a lo largo de su vida en una columna con sus figuras, estas columnas son llamadas tótem y para cada persona hay uno particular, que lo guía durante toda su vida o puede ir cambiando según crece y va aprendiendo las cualidades que los espíritus guía han venido a enseñarles.

Uno de estos es la Ardilla, que representa la actividad, la anticipación y la alegría de vivir. La Ardilla enseña principalmente a encontrar el equilibrio entre el esfuerzo, el ahorro y el provecho. Nos enseña que durante el esfuerzo que realizamos para sobrevivir podemos socializar y aprender, encontrando también momentos para el ocio.

La ardilla es una animal con mucha energía pero que no es malgastada, nos enseña que debemos desechar las cargas innecesarias tanto materiales como espirituales.

Al ser un animal energético la Ardilla nos muestra que debemos ocuparnos de cómo nos relacionamos, cuan activos estamos y si no será necesario, o bien poner un poco más de energía o bien equilibrar nuestras actividades para darle a cada cosas el tiempo que merece.

Un talismán con la imagen de la ardilla como animal totémico nos ayudará a buscar el equilibrio, nos mostrará el camino para compensar el trabajo con el tiempo libre y a dedicarnos a lo importante.

Te puede interesar

Escribe un comentario