Cartas de Tarot: El Emperador

96

La segunda carta de la tríada “Cuerpo-Mente-Espíritu” en el Tarot es el Emperador, que representa el poder de la mente para dar forma al mundo, esta acción no se lleva a cabo en el símbolo de la voluntad, sino a través del mando de la palabra hablada o escrita.

Así el Emperador es la representación del gobernante del mundo estructurado y regulado, un mundo ideal aunque no siempre es tan bonito o lujoso, ya que es más duro y no significa que sea menos necesario para la iluminación, por el contrario es completamente necesario para equilibrar mente y cuerpo o el yin yang interno.

El Emperador es el opuesto de la emperatriz en muchas maneras, ya que ella es la Madre o el arquetipo de padre sabio, en los caminos del mundo con los conocimientos para vivir como parte de una estructura con todos los demás.

El emperador tiene un corazón fuerte y poderoso, como todo padre muestreando este lado de sí mismo a través de la imposición de estrictas normas y reglas, Por debajo de sus vestiduras reales oculta la armadura que lleva con orgullo a la hora de defender aquellos que se encuentren bajo su protección.

El Emperador nos enseña muchas cosas, siendo la primera que toda regla tiene una aplicación y una razón de ser, ya que si podemos comprender esto, entonces el mundo no parece tan restrictivo después de todo, pero de hecho toda restricción es en última instancia, para el propio bien ya que sin la ley y el orden que esta tarjeta tan poderosamente simboliza, nuestro mundo podría caer en la anarquía.

El Emperador no puede ser corrompido por el poder, gobierna como el rey Arturo siendo capaz de reunir las potencias para crear un gran imperio.

Imagen: Za

Te puede interesar

Escribe un comentario