Casos increíbles de reencarnación

reencarnacion

La reencarnación es uno de los grandes misterios de la vida. La ciencia persiste en desechar la idea pero hay decenas de casos en los que personas de diferentes edades demuestran un conocimiento de sus vidas pasadas que no sería posible en caso de no estar ante un verdadero caso de reencarnación.

Los casos más recientes giran en torno a investigaciones con niños, ya que hay distintos relatos en los que los niños dan cuenta de sus vidas pasadas en sus formas de hablar y comunicarse. Un error muy común que se da en los niños es hablar con estructuras cómo “cuando yo era grande”, y los adultos lo toman como un error de lenguaje. ¿Pero si en realidad están diciendo que recuerdan cómo era su vida pasada?

El caso de Gus Ortega

Gus Ortega afirma que en su vida pasada fue su propio abuelo. Empezó a hablar del tema a los 18 meses de vida y realizó varias declaraciones específicas sobre su vida anterior. Es uno de los casos más convincentes de reencarnación y fue investigado por el profesor de psiquiatría Jim Tucker de la Universidad de Virginia.

Gus afirma haber sido su abuelo Augie, fallecido en 1993 a causa de un accidente cerebrovascular. El hombre era propietario de una tienda que vendió en su totalidad. Amaba mucho a su familia pero nunca llegó a conocer a su nieto Gus que nació un año después de su fallecimiento.

Al año y medio Gus le dijo a su padre:

“Cuando tenía tu edad, a mí me tocaba cambiarte el pañal”

Luego hubo un incidente con fotos familiares, su padre le mostró unas fotos antiguas a Gus y el niño se reconoció en las imágenes señalando al viejo Augie. Por lo visto el niño tenía recuerdos frescos de su vida anterior.

Te puede interesar

Escribe un comentario