Conocer nuestros números dominantes (Parte 3)

Debemos conocer cuáles son las letras dominantes en nuestro nombre y apellido. Ejemplo:
Carmen García, encontramos que este nombre posee:
3 letras cerebrales: A, N, G
2 letras físicas: E, M
2 letras emotivas: R, I
1 letra intuitiva: C

De la misma manera que analizamos las letras en estas categorías debemos considerar la predisposición positiva o negativa de las mismas:
Letras Positivas: A, C, E, J, K, L, N, O, Q, S, T, V, X, Z .
Las letras positivas indican una inclinación a actuar en la vida, a no dejar que los acontecimientos nos superen.
Letras Negativas: B, D, F, I, M, P, R, U .
Las letras negativas evocan cierta pasividad y una predisposición a que los demás actúen en nuestro lugar, nos cuesta tomar decisiones e imponernos.

La tabla de inclusión (también llamada tabla kármica) permite descifrar cuáles son nuestras ventajas y cuáles nuestras deficiencias y muchas veces nos brindan pistas para la resolución de problemas que se repiten una y otra vez a lo largo de nuestras vidas. Para ello debemos buscar el número ausente nuestro nombre y apellido. Encontrar este número ausente (o los números ausentes) es tan importante como la interpretación de los números presentes.
En nuestro ejemplo: Carmen García, 3-1-9-4-5-5 y 7-1-9-3-1 = no aparecen el 2, el 6 y el 8, por lo tanto debemos considerar a esos tres números como nuestros números ausentes.
Otro número que es fundamental a la hora de conocernos y conocer nuestro destino a través de los números es el llamado “camino de vida”, este número se obtiene sumando día, mes y año de nuestro nacimiento. Existen dos cifras llamadas complejas y son el 11 y el 22, que pueden ser encontradas en el momento de la reducción. Ejemplo: si la fecha es 14/12/1980 su camino de vida es: 14+12+1980 = 2006 = 2+0+0+6 = 8

Para conocer cuál será la influencia en nuestras vidas de un año en particular sumamos los valores numéricos de nuestro día y mes de nacimiento y el año que corresponde (por ejemplo, para casarnos, tener un hijo, terminar un estudio, etc.) Ejemplo: 14/12/2011 , 14+12+2011= 2037= 2+0+3+7= 12= 3
Para saber si ese año en particular será bueno o debemos prestar particular atención a determinado aspecto que se presentará debemos observar si la cifra de nuestro año personal está presente en los valores de nuestro nombre y apellido. Ejemplo: para Carmen García su número personal es 8, los valores numéricos de su nombre y apellido son: 3,1,9,4,5,5,7,1,9,3,9, y 1 . Como vemos su primer número es el 3, debemos considerar que ese año será un año positivo para encarar nuevos cambios.
(Continuará)

Te puede interesar

Escribe un comentario