Conspiraciones: El experimento de Tuskegee

tuskegee-estudio-sifilis

La segunda teoría conspirativa que terminó siendo real sucedió en Estados Unidos y se extendió en el tiempo desde 1932 hasta 1972 aproximadamente. Se trata de un terrible engaño que llevó a cabo el Servicio de Salud Pública del gran país del norte que consistió en un análisis clínico sobre la sífilis en hombres afroamericanos en localidades rurales de Tuskegee.

El organismo nunca le aviso a los hombres que estaban sufriendo sifilis, ni siquiera se les ofreció tratamiento, ni siquiera después de que en 1940 la penicilina estuviera disponible como una cura para esta enfermedad de transmisión sexual.

La teoría conspirativa terminó siendo verdad, 250 de los más de 400 infectados descubrieron que estaban enfermos recién en la década del 40 cuando se anotaron en un proyecto a comienzos de la Segunda Guerra Mundial. Sólo a ellos se les confirmó que estaban infectados, y aún así el Servicio de Salud Pública les negó la ayuda sanitaria.

Para comienzos de la década de 1970 más de la mitad de los infectados originales ya había muerto, 40 esposas se habían enfermado a causa de la sífilis y la menos 19 de sus hijos tenían sífilis congénita. Lo terrible de estas conspiraciones es que sus prácticas aún hoy se repiten, en Guatemala un hospital psiquiátrico infectó a diferentes individuos para luego tratarlos con antibióticos y comprobar su respuesta.

Te puede interesar

Escribe un comentario