El Aquelarre y sus etapas

El Aquelarre

Después de haber empezado a conocer cómo era la brujería a lo largo de la historia, esta vez voy a cambiar -y lo digo en singular, porque me encargaré yo- para conocer un poco más de cerca cómo son esas reuniones de brujas y brujos. Estas reuniones llevan el nombre de ‘Aquelarres’ y además constan de cuatro etapas. Hoy podría comenzar a describir la primera etapa: la Convocatoria; pero casi mejor comenzar desde el principio, hablando del Aquelarre en sí, en lo que consiste y quienes son los que allí se reúnen.

El Aquelarre es una reunión nocturna de brujos y brujas que es presidida por Satanás -generalmente presentado en forma de macho cabrío-. Fueron miles las personas que fueron acusadas de haber participado en encuentros como este, pero lo curioso es que la única prueba -que además no valía como tal- de estos Aquelarres eran las actas acusatorias, ya que jamás sobrevivieron pruebas reales de tales reuniones con Satanás. Ya era sabido que los inquisidores presentaban documentos firmados -en teoría- con sangre por la propia bruja y luego resultaba que ni era sangre y ni era la firma de bruja. La época de más apogeo referente a los Aquelarres corresponde de fines de la Edad Media hasta el siglo XVIII.

Va a ser a partir de mañana que me meta más a fondo para describiros las cuatro etapas de los Aquelarres, una por una.

Te puede interesar

Escribe un comentario