El misterio de la casa Amityville

La casa  Amityville es una de las más famosas casas “endemoniadas” o “embrujadas” de todas las que existen en el mundo. La historia se remonta al siglo VII, cuando John Catchum construyó la casa empezando desde el sótano. Catchum había sido expulsado de Salem (Massachussets – Estados Unidos), por ser acusado de brujería. Al parecer este personaje no se frenó y siguió practicando sus rituales demoniacos en su nueva casa, en lo que incluía sacrificios. A la muerte de John Catchum, el pueblo que sabía de sus actos lo enterró  en el propio sótano de la casa y la quemó.

En el año 1928 se volvió a construir una nueva casa, la cual existe hasta hoy. Desde su construcción muchas familias pasaron por ella, pero ninguna permanecía en ella, porque siempre se decía que sucedían hechos paranormales. La familia Riley uno de los antiguos habitantes de la casa Amityville, vendió dicha residencia a la familia DeFeo, quienes serían los protagonistas de una de las historias más escabrosas, misteriosas y sangrienta de esta casa.

El 13 de Noviembre de 1974, la  casa Amityville, es escenario de un horrendo asesinato. Ronald De Feo hijo mayor de la familia, asesinó a sus  2 padres y 4 hermanos mientras ellos dormían. Para hacerlo utilizó un somnífero que vertió en la cena, y ya seguro que su familia dormía mató, en primero lugar a sus padres, luego a sus hermanos varones y acabó finalmente asesinando a sus dos hermanas.

Ronald De Feo al día siguiente continúo su vida normal, como si nada hubiera pasado, es más él encontró los cuerpos y hizo un llamado a Joey Yeswit (amigo de la familia), diciendo que sus padres habían sido acribillados.  Las investigaciones policiales dieron como resultado que el propio Ronald De Feo había sido el autor de tan horrendo crimen, pero él aducía que había sido manejado por fuerzas demoniacas que incitaron a hacerlo. Ronald De Feo fue condenado a 25 años de prisión y esta historia tomó grado de misterio, de la cual se han realizado libros y películas.

Te puede interesar

Escribe un comentario