El Mokèlé-mbèmbé

El Mokèlé-mbèmbé o también conocido como el “Lingala” (lengua bantú, idioma que se habla en gran parte de África) que se traduce “el que detiene los ríos”, es una criatura mitológica que albergan varias culturas del África Central, sobre todo Camerún, Gabón y especialmente los pigmeos.  Esta criatura también llamada badigui (“diablo acuático“), “songo”, “guanerú” o “diba”.

En la mayoría de los relatos de algunas tribus africanas que aseguran haberlo visto, describen al Mokèlé-mbèmbé como un gran animal más grande que un elefante (4 a 6 metros de alto y 5 a 10 metros de largo), de gris oscuro, de cuello largo y de un solo gran y descomunal diente, aunque algunos no concuerdan con este último detalle, y dicen que se trata de un cuerno. También en alguno de estos relatos hablan de una cola larga y fuerte parecida a la de un caimán.

Se dice que el Mokèlé-mbèmbé vive en las orillas del río, en donde busca alimento, sus huellas son parecidas a las de un hipopótamo, pero más redondas y con tan solo 3 dedos. Se dice que usualmente como vegetales, pero algunos dicen que caza hipopótamos e inclusive humanos. La mayoría de los relatos que incluyen a esta criatura son por las riveras de los pantanos del río Likouala.

El Mokèlé-mbèmbé se dio a conocer allá por el año 1960, cuando se le atribuyó una matanza en las cercanías del Lago Télé. Según este relato los pigmeos que vivían por esta zona ya conocían a esta criatura y ya habían tenido algunos enfrentamientos, los cuales siempre lograban ahuyentarla con éxito, inclusive se construyó una barrera para mantenerla lejos. Pero en este enfrentamiento en dónde ganaron los pigmeos, al final resultaron los grandes perdedores, ya que comieron las carnes de su víctima, la cual era venenosa, se dice que murieron de envenenamiento o muerte natural.

Te puede interesar

Escribe un comentario