El Poder de la Consciencia

En algún momento de nuestras vidas, para poder estar conscientes  de nosotros mismos, de nuestras vivencias diarias, de nuestros pensamientos y sentimientos necesitamos de una atención prolongada.

Cuando tenemos una atención decidida y  alerta sobre un acontecimiento o situación, esto va a ser vivido por nosotros más nítidamente, pudiendo  ser partícipes de ello y pudiendo decidir sobre ella a nuestra conveniencia.

Así mismo cuando todo a nuestro alrededor es un caos y nos encaramos  con hechos que nos resultan confusos e inciertos y nos encontramos  inmersos y sin atención en el momento que nos ocupa, las decisiones que tomemos van a ser, lo más seguro, lo menos conveniente para nosotros, produciendo más anarquía a nuestro alrededor.

Pero, se han preguntado alguna vez  ¿Cómo podemos tener una atención prolongada?

Cuando le preguntamos a una persona desprevenidamente usted está atenta? Inmediatamente su respuesta es afirmativa, porque se le llamo la atención hacia esto, pero inmediatamente vuelve a caer en la desatención, vuelve a “dormirse”. No nos damos cuenta pero vivimos en un estado de inconsciencia.

Si somos honestos y ponemos atención a esto,  nos daremos cuenta que no estamos atentos ni siquiera una hora en nuestro diario vivir. Esta es la verdad y resulta sobrecogedor cuando tomamos conciencia de nuestra realidad,  así vivimos, así pensamos y así amamos. Cómo podemos despertar de esa inercia de ese sueño? De lo que estoy segura es que solo no podemos despertar, necesitamos ser despertados para que algún día podamos despertarnos solos. Es necesario un camino, un trabajo interior para que el que está despierto me ayude a mí a despertar.

Te puede interesar

Escribe un comentario