El Tarot Erótico

Existen más de 700 cartas de Tarot de distinto diseño, que se puede decir, orientan a la búsqueda de conocimiento sobre temas específicos de la vida. Uno de estos temas, es el sexo que por lo general es el más complejo de tratar y el que más dudas y necesidades nos presenta.

El Tarot Erótico es una forma de brindar al que consulta una visión objetiva de su situación y de los acontecimientos de su vida, pero es importante saber que uno como tarotista no es médico ni psicólogo, por lo que es nuestro deber ayudar a la persona a tomar fuerzas suficientes para hacer la consulta con un especialista en el caso de que sea necesario.

Las cartas del Tarot Erótico también se pueden encontrar con diferentes diseños, uno de estilo francés que es llamado Milo Manara, el dibujante que las creo, se caracterizan por la sensualidad de los dibujos; un de estilo italiano conocidas como Casanova que narran la historia de este personaje de la literatura; otras relacionadas con el Kamasutra y las Decamerón que fueron inspiradas por el libro de Bocaccio.

En estas cartas, los Arcanos Mayores representan el camino de la vida y a diferencia de las caratas de Tarot convencionales, sus dibujos son expresivos y simbólicos que no esconden las apariencias.

Las cartas del Tarot Erótico nos llevarán a un mundo apasionante, como el tema que tratan. Lograrán que la persona que consulta pueda entender mucho de lo que le sucede y lo que puede hacer con sus sentimientos pero, hay que recordar, una vez más, que en caso de ser necesario es imprescindible orientar a la persona para que consulte con un profesional.

Las cartas de Tarot Erótico, también pueden lograr ese objetivo, dando confianza a la persona que consulta y develando sus dudas más íntimas como para luego estar más relajado y poder ocuparse de la parte física del problema, porque los Arcanos ya han hecho luz sobre el aspecto espiritual y energético.

Es muy importante, para este tipo de lecturas que el tarotista conozca los códigos éticos y no sea imprudente o muy curioso con las dudas de las personas. Tampoco debe prejuzgar u opinar sobre las elecciones sexuales de cada ser.

Te puede interesar

Escribe un comentario