Feng Shui: El simbolismo animal

88

El papel de los animales reales y mitológicos se encuentra muy arraigado en la cultura China y por lo tanto también lo está en la teoría del feng shui como parte inherente del folclore, brindándole atributos mágicos y poderosos tanto para la protección, como para la atracción de la fortuna en el hogar o lugar de trabajo.

Según el antiguo arte del Feng Shui una casa ideal, debe colocar una tortuga en la parte trasera, un ave fénix en el frente, un tigre al oeste y varios dragones en toda las áreas, ya que estos cuatro animales son representan los símbolos del agua, el fuego, el metal y la tierra.

Colocar una tortuga en la parte trasera de la casa brinda protección, así como un fénix en la parte delantera se traduce simbólicamente en fertilidad, ya que este animal mítico se relaciona con el fuego y éste con las cenizas, como sabemos las cenizas generan un terreno fértil para el crecimiento de las plantas.

El tigre también brinda protección al hogar, relacionándose con el punto cardinal Oeste, ya que también esta orientación hace referencia al metal, con este se crean las armas, por lo cual la defensa es asociada al animal.

El Dragón en la cultura China es el animal mítico más venerado, ya que se lo relaciona con todos los elementos y por lo tanto su poder es magnánimo, promoviendo la buena fortuna y la evolución, para todos los aspectos de la vida.

Los peces también forman parte del Feng Shui al simbolizar longevidad en la cultura china, según han sido plasmados en pinturas y esculturas, que suelen formar parte de las famosas curas feng shui, pero por sobre todo los estanques con peces vivos, tienen como significado la fluidez, ya que evitan el estancamiento del agua y esto se relaciona íntimamente con el Chi o flujo de la vida, cuya esencia es el movimiento y este se traduce en avances para todos los niveles de la misma.

Imagen: Flickr

Te puede interesar

Escribe un comentario