‘My Ghost Story’: ¿con quién acabo de hablar? (I)

Ghost

Linda ya es una señora “con unos añitos”. Le gusta cuidarse, verse bien y así es como la vé todo el que la conoce. Linda le tenía el ojo echado a una casa en Kingsville, Texas. Una casa antigua, de 1840. Linda conocía algunas historias macabras que habían ocurrido años atrás en esa zona pero, tal y como ella decía, “tampoco era que Jack el destripador hubiese vivido aquí”.

Pero a Linda se le adelantó una familia y se quedó sin poder comprar la casa. Linda se alegraba por esa familia, “van a poder vivir en la casa de sus sueños”. Aunque los sueños de esta familia duraron apenas seis meses. La casa volvía a estar a la venta. Aquí sólo había que investigar un poco para saber que esta familia había salido huyendo de la casa y sin dar explicaciones. Así que Linda de nuevo tenía el camino abierto para poder comprar la casa.

Linda y su actual marido tenían en mente arreglar un poco el interior de la casa y sacarla en alquiler. Encontrar inquilinos fue cuestión de pocos días. ¿Quién no querría vivir en ese barrio y en esa casa? Los inquilinos abandonaron la casa a los dos meses, dando como motivos “todas las cosas raras que ocurrían en la casa”.

Más información – My Ghost Story: la sombra demoníaca (III)
Fuente – My Ghost Story
Foto – Lifetime

Te puede interesar

Escribe un comentario