Hadas de tierra, parte II

Aunque se ha escrito mucho sobre ellas, nadie puede explicar exactamente como son, si se trata de una leyenda o de una realidad. Hay quienes aseguran que solo los niños pueden verlas y aquellos que conservan la inocencia en su corazón, como cuando eran niños. 

Ya hemos hablado acerca de las Driades que habitan en los árboles y son sus protectoras de los bosques y sus flores. A continuación vamos a terminar la lista con las Damas verdes y las Esposas del bosque:

 Las Damas Verdes: Son muy bellas y suelen estar vestidas con ropas verdes. En  el pasado fueron peligrosas para las personas pero aprendieron a convivir con nosotros y a darnos su ayuda  desinteresada. La más famosa de ellas es la Dama Verde de Caerphilly, que toma la forma de las hiedras. Habitan en los castillos en ruinas. A veces suelen dejarse ver, aunque más no sea su rostro envuelto en enredaderas de las hiedras. 

Las Esposas del Bosque: Estas hadas también son dueñas de una belleza exótica, de cabellos largos y coloridos. Ellas suelen corretear libremente por extensos valles y suelen ayudar a las personas a librarse de los duendes muy peligrosos y malignos que habitan en esos valles.

La tierra es el elemento más denso que existe, está habitado por Hadas, Duendes, Gnomos y Trolls, en ellos predominan el color verde y las energías receptivas.

Las hadas de tierra se caracterizan por su bondad y por ser las más antiguas del planeta. Suelen ser imponentes o pequeñas, pero lo que no varía en ninguna de sus especies es el increíble poder que poseen para dominar a la naturaleza.      

Sus características principales y materiales relacionados son:

  • El predominante color verde.
  • Metal: hierro.
  • Energía: receptiva.
  • Estación del año preferida: invierno.
  • Tiempo del día que prefieren: la noche.

Por supuesto sus hogares están escondidos y resultaría imposible verlos; eso les brinda el poder o no de interactuar con la raza humana, según su antojo.

Te puede interesar

Escribe un comentario