Hánuman

El Hánuman o también conocido como Jánuman es una deidad de la mitología hinduista, es considerado el “dios mono” y uno de los aspectos o formas del dios Shivá. Hánuman es el amigo y compañero del dios Rama (una de las formas o avatares de Visnú). También es parte importante del panteón hindú. Esta deidad tiene un poder casi absoluto, tanto así que se dice que al nacer saltó hacia el sol confundiéndolo con una fruta.

Su origen es muy discutido y confuso, así del por qué adopta la forma de un mono. Una de las versiones narra que un gurú Brijaspati, tenía una sirvienta de nombre Punyikastala, la cual fue parte de un querella y la cual recibió como castigo ser convertida en mona, solo podía regresar a su forma original si engendraba y daba a luz a una encarnación de Shivá. Pero Punyikastala, al reencarnar en Añyana, tuvo una vida de austeridad y sacrificio, todo en honor a Shiva, es por eso que este se compadeció y deshizo el maleficio sobre ella.

En otra de las versiones del origen de Hánuman, se cuenta que Agní (el dios del fuego) le estaba dando unos dulces sagrados a Dasarath (rey de Ayodhya), con el fi  de que se los repartiera entre sus esposas, así tendría hijos divinos, pero una águila le robó uno de estos dulces, esta ave soltó aquel manjar en las manos de Añyana, quien se encontraba mediatndo, ella lo comió, ella al poco tiempo tuvo a Hánuman, producto  de este dulce divino. Pero Shivá encarnó en Añyana tomando la forma de un mono, pero el contaba con la bendición de Pavana (el dios del viento), quien después sería el abuelo de Jánuman. Al nacer Hánuman liberó a su madre de aquella maldición, y se le dijo que su pequeño hijo Jánuman sería inmortal y que se alimentaría con frutas tan brillantes como el sol.

Te puede interesar

Escribe un comentario