My Haunted House: “Quiere a la niña” (el monitor)

My haunted house

Joel quiso mantener ocupada a Jen ahora que él estaría unos días con ella. Era el momento perfecto de seguir preparando la habitación del bebé que estaba por venir. Las nuevas tecnologías se habían adaptado a la perfección al cuidado de los niños. Avisadores para saber cuando el peque llora e incluso monitores en los que seguir tu propio reality show de bebés.

Ya con todo comprado, Jen y Joel estuvieron conectando todo para probarlo. Esto acababa resultando casi un juego. Yo me voy a la otra esquina de la casa y comprobamos si me ves o me oyes. Todo funcionaba a la perfección.

Esa noche estaba Joel revisando unas cosas en su portátil. Por el rabillo del ojo vio que el monitor del bebé se había encendido. Apartó el portátil y se asomó al monitor. Allí vio a Jen de espaldas. Parecía que observaba la cuna. No decía nada. Sólo miraba la cuna. Joel levantó la voz para que Jen le pudiese escuchar desde la otra habitación: “Ya tendrás tiempo de vigilar esa cuna dentro de poco. Jen. ¿¡Jen!?” Jen entró por la puerta, “¿por qué gritas, Joel?” Joel giró la cabeza encontrándose con Jen. En un segundo volvió a girar la cabeza hacia el monitor y allí ya no había nadie. Joel preguntó: “¿Estabas en la habitación del bebé?” Jen respondió: “No, estaba en el garaje. ¿Ha ocurrido algo?” Joel sonrió y dijo que no. Jen se volvió a marchar y Joel comenzó a entender que los supuestos malos sueños de Jen podrían ser ciertos.

Más información – My Haunted House: “Quiere a la niña” (el cura)

Te puede interesar

Escribe un comentario