My Haunted House: “Quiere a la niña” (embarazada)

My haunted house

Jen y Joel habían conseguido su objetivo: Jen estaba embarazada. Todavía estaba embarazada de tres meses, por lo que había tiempo de sobra para poder dedicarse al “otro gran cambio”. Hay casas en las que quitando un poco de aquí y otro poco de allí siempre te puedes conseguir hacer otra habitación, pero ese no era el caso de Jen y Joel.

Jen se había estado dedicando a buscar casas en alquiler. No era el momento de pensar en comprar todavía. Mejor buscar algo más accesible para el bolsillo. Jen recibió una llamada de una de las inmobiliarias en las que había dejado sus datos. La casa que le ofrecían sonaba demasiado bien para el precio que le estaban dando, así que tocaba ir a verla. Acudió a la oficina de la inmobiliaria y las fotos terminaron de convencerla. La casa era perfecta, tanto de esta do como de precio. Sólo había una condición que le molestaba y era la fianza tan elevada que tenían que dejar en depósito. Los últimos inquilinos abandonaron la casa sin avisar a nadie y ese era el motivo de la excesiva fianza. Parecería que siempre son de esas ocasiones en las que las descripciones que te han dado varían como de la noche al día una vez estás viendo la casa.

Más información – My Haunted House: La madre de Eva (el espejo)

Te puede interesar

Escribe un comentario