Hechizo para “atar la suerte”

¿La buena suerte ha llegado a tu vida? Seguramente con mucho esfuerzo y sacrificio has comenzado a disfrutar de los resultados, alcanzando el bienestar y la tranquilidad, el amor de tu familia y un buen trabajo, excelentes colegas y jefes… Es momento entonces de realizar algún pequeño sortilegio que permita que la buena suerte no se aleje de tu lado.

Estos hechizos se denominan “atar la suerte” y se pude recurrir a ellos cada vez que se los necesite, además de llevarlos como amuletos.

Elementos:
Una mesa altar.
Un velón de color blanco.
Un papel de color verde liso.
Un papel de color rojo, sin renglones.
Tres habanos o tres cigarrillos.
Un papel blanco de seda de 20 cm., por 20 cm.
Un perfume de uso personal.
Un billete de curso legal. (Puede ser también, un dólar).
Una cinta de color verde o roja.
Una lapicera de color rojo.
Tres carbones.
Hierbas aromáticas, ruda, mirra, albahaca, sándalo, laurel molido y romero.

Procedimiento:
Armar la mesa altar, limpiar el lugar defumando con los carboncillos y las hierbas aromáticas, y recorriendo la habitación en sentido contrario a las agujas del reloj. Colocar el recipiente en la puerta para evitar la entrada de energías negativas.

Ubicar el velón blanco en el centro del altar y encenderlo con fósforos de madera. A la luz del velón, se deben escribir en el papel verde las intenciones del ritual. Este papel luego debe ser quemado con la llama de la vela.

El paso siguiente es conjurar los habanos o cigarros untánolos con los óleos aromáticos, mientras se realiza un ejercicio de concentración en la buena suerte. Luego se escriben en el papel blanco con la lapicera roja, frases de bienvenida al éxito y la prosperidad. En este papel se deben envolver el billete y los cigarrillos, alternando un objeto y una vuelta de papel hasta que esté todo bien envuelto. Luego se anuda con la cinta verde o roja, se rocía con perfume y se deja junto al velón.

El ritual finaliza cuando el velón se haya apagado. El rollito de papel se convierte en un talismán que se guarda con los objetos personales y para conseguir nuevos efectos no debe desenrollarse sino tomarlo y repetir varias veces la frase para abrir caminos y atraer la suerte.

Foto: vía Morguefile

Te puede interesar

Escribe un comentario