Historias de duendes malos y buenos

duendes

Las leyendas y los relatos sobre duendes son típicas en casi todos los países occidentales. No hay niño que no haya crecido sin recibir, aunque sea alguna vez, la típica amenaza de una madre “si no te portas bien te llevarán los duendes”.

Los niños suelen tener miedo a encontrarse con los duendes durante su niñez porque los comentarios de sus padres los han marcado para siempre, pero lo cierto es que no siempre son criaturas malvadas. La descripción habitual dice que los duendes son hombres pequeños en miniatura que miden medio metro de altura, usan boinas grandes y se visten lujosamente con trajes de colores. Muchas veces andan en grupos, jugando en los potreros.

Los duendes y los niños

Las leyendas más extendidas acerca de los duendes dicen que son criaturas traviesas y malvadas que se encargan de asustar, amedrentar o incluso secuestrar a los niños. Muchos relatos clásicos mencionan a los duendes como criaturas desalmadas pero también existen relatos en los que se transmiten mensajes que hablan sobre su bondad y el uso de su magia para ayudar a las personas.

Al igual que las personas, hay duendes buenos y duendes malos. Dependiendo la zona es más probable encontrar duendes de un tipo o de otro, pero lo cierto es que siempre están allí en los cuentos e historias para los más pequeños.

Te puede interesar

Escribe un comentario