Hopis, los hombres hormiga o antiguos seres estelares

Pintura Rupestre

En el suroeste norteamericano encontramos petroglifos o grabados rupestres, que asombran a cualquier espectador, ya que representan entidades de cuerpos delgados con ojos grandes y cabezas bulbosas, algunas con antenas, que se muestran en posturas penitentes, con los codos y las rodillas flexionadas en ángulo recto, asemejando verdaderos hombres hormiga.

Los Hopis traducen estas pinturas rupestres como un encuentro o interacción entre los seres humanos antiguos y una esta especie exótica o extraterrestre, también llamados los hombres de Orión,

El término Hopi para Orión es HotÚmqam, cuya traducción sería collar, lo cual podría hacer referencia a las tres estrellas del cinturón de Orión, la constelación más importante en los cielos, a la que consagraban sus ceremonias sagradas.

El inframundo existe en la cosmología hopi, comprendiendo a la superficie de la tierra como el lugar de la actividad humana y a una región subterránea como la casa de los espíritus, en particular, los kachinas o espíritu enmascarado que puede asumir la forma de cualquier objeto físico, fenómeno o ser vivo.

El dios de la muerte de los Hopi, la tierra y el inframundo se llama Masau’u, comparado con las hormigas, posee el conocimiento tanto de la superficie de la tierra como de las regiones del inframundo, portando una máscara con grandes ojos y boca grande, una enorme cabeza calva y de su frente sobresale una arista.

Sus pies son largos como un brazo y su cuerpo es de color gris, color esencial, ya que su nombre proviene de la palabra hopi maasi, es decir “gris”, presentando una incómoda relación de imagen a las contemporáneas de los ET grises.

La palabra Hopi para la hormiga es Anu, que en el mismo idioma Naki significa “amigo”, combinación de la que resulta la palabra tan conocida en el mundo de la ovnilogia, “Anu-Naki” o “amigo de hormigas”, los dioses estelares de Babilonia.

Por lo visto las relaciones interconectan las historias antiguas sobre los seres de las estrellas, que han quedado plasmados por distintas y distantes culturas, donde dejaron su huella y que hoy ya no se puede negar su existencia e interacción con la raza humana.

Foto:C.links

Te puede interesar

Un comentario

  1.   Elqueespera dijo

    A pesar de mi interés por el mundo ovni, nunca había oído el término hombres hormiga. Me parece interesante este artículo; hace unos meses realice la toma de una planta sagrada y tuve unas visiones o alucinaciones o como quieras entenderlo, en el que visualizaba unos seres superiores (seres hormiga) en cierta relación con la humanidad hace miles de años. Y muy interesante el significado hopi anu naki.

Escribe un comentario