Kamaitachi, el monstruo de la guadaña

Kamaitachi

Proveniente de la región de Koshin’etsu, el Kamaitachi es un yokai (espíritu) terrorífico de la mitología japonesa. También se le dice así a la destrucción y los terribles acontecimientos que estos singulares seres crean alrededor de los humanos.

Suelen aparecer en grandes y repentinas ráfagas de viento y cortan todo a su paso utilizando sus manos que tienen forma de guadaña. Los seres humanos normalmente no sienten dolor pero repentinamente aparecen cortadas en rostros, extremidades o ropas.

El Kamaitachi japonés también está emparentado con el kyuki chino, se trata de un tipo de espectro similar cuyos orígenes están cubiertos de misterio. La leyenda cuenta que los primeros ataques de estas criaturas legendarias se dieron en niños de la región de Edo.

Los pequeños eran cubiertos por una suerte de tornado y cuando el viento desaparecía la espalda estaba marcada por cortadas que mostraban el paso de la criatura maligna. Las descripciones del Kamaitachi hablan de una suerte de comadreja o perro pequeño con piel de puercoespín y patas en forma de guadaña. Viaja sobre el viento y disfruta haciendo travesuras y molestando a los seres humanos.

Diferentes descripciones y relatos relacionados con el Kamaitachi se han ido expandiendo por el territorio japonés a lo largo de los años pero lo más importante es conocer que aún hoy cuando un viento veloz pasa cerca de los niños, los adultos los protegen temiendo que se trata de la venganza del Kamaitachi.

Te puede interesar

Escribe un comentario