La Boitatá

El Boitatá es una criatura fantástica que se desprende la mitología brasilera, para ser más exactos de la parte amazónica de ese país. Se describe como una gran serpiente de fuego, que defiende los bosques, la selva y los animales que ahí habitan, ataca a cualquiera que agreda estos verdes lugares o seres. Su nombre se debe a la conjunción de dos palabras del lenguaje indígena de esa región, mboi que significa “cobra” y la palabra tata que significa “fuego”.

Cuenta la leyenda que todo empezó en la época colonial, desde ahí se empezó a oír cada vez con más fuerza y más frecuentemente las leyendas protagonizadas por la Boitatá. La leyenda más popular que hace referencia a este fantástico personaje es la del Río Grande del Sur, que se dice que es la leyenda que da origen a este personaje y al mito en sí.

La leyenda cuenta que alguna vez la selva amazónica sufría de constantes inundaciones y estaba sumida en la más profunda oscuridad, los animales que ahí vivían huyeron a las zonas más altas. El único animal que se quedó fue el boiguaçu, una serpiente que habitaba en una oscura cueva y era el único que podía ver en tanta oscuridad. Este animal le gustaba comer los ojos de otros animales, de ahí venía su poder, ya que sus propios ojos brillaban en la oscuridad como dos soles.

Se dice que la Boitatá se la puede ver volando con su cuerpo de fuego y sus potentes ojos brillantes, se dice que el que la ve directamente puede quedar ciego o volverse loco, se aconseja a los que se crucen con ella, que lo mejor es permanecer inmóvil con los ojos cerrados hasta que se desaparezca.

Te puede interesar

Escribe un comentario