La ciencia adivinatoria. La Geomancia

Llamada “Ciencia de las arenas” o Geomancia,  basada en la observación de los astros y en  la localización de las corrientes de energía vital,  existentes en nuestro planeta tierra.

Conocida y estudiada desde la antigüedad por los pueblos árabes y musulmanes, conocimiento transmitido  a los egipcios, chinos y más tarde en la época renacentista, dio origen a la Geomancia Astrológica.

Usada en sus orígenes para la elaboración de los planos de  construcción de ciudades, para  su orientación y fortificación,  en relación con la armonía entre los cielos y la tierra, lo terrenal  y lo cósmico.

Este tipo de conocimiento era expresado por sacerdotes e iniciados que sabían de concepciones metafísicas del Universo y que estudiaban las influencias del mapa celeste en lo terrenal y así a través de ritos,  que llevaban a cabo con una varilla o con el dedo índice,  realizaban una serie de trazos en la arena, que correspondían en su  momento al número y ubicación de las estrellas, que  formaban figuras geométricas,  de las cuales se podía leer y adivinar el futuro. Este arte adivinatorio con el tiempo convirtió las figuras leídas en los cielos en figuras geométricas formadas por símbolos, que hasta hoy son tenidas como base en  su lectura adivinatoria.

Esta ciencia milenaria  está  relacionada con todo lo que tiene que ver con nuestra madre tierra, con la geometría sagrada, con la morfología de las piedras, con la geografía y la geología, con las fuerzas telúricas que atraviesan el planeta y con los lugares sagrados que se han construido específicamente en determinados sitios.

Estos lugares sagrados están considerados como sitios de gran poder y de mayor concentración energética. La tierra tiene patrones geométricos de energía que cruzan el mundo, creando zonas energéticas o vórtices.

Los aborígenes australianos dicen ver las líneas marcadas en la tierra las cuales los guían y les señalan el rumbo a seguir a través del desierto. De igual manera los chinos hablan de las “líneas del dragón”,   técnica tradicional para determinar lugares específicos, siguiendo las líneas de energía que van y vienen a través de la tierra y así establecer el lugar adecuado para construir sus viviendas, sus ciudades y tumbas.

Te puede interesar

Escribe un comentario