La Nigromancia

La nigromancia o también conocida como necromancia es una de las prácticas derivadas de la alquimia, la cual es considerada negra u oscura, por consecuencia maligna.  Esta ciencia  oculta logra la adivinación por intermedio de los muertos, cadáveres y espíritus. Se podría decir que la nigromancia es la arte oculta que estudia la muerte, lográndolo hacer mediante ellos, ya sea de una forma física o espiritual.

La nigromancia se enfoca a la adivinación del futuro mediante los muertos, para lograrlo se realiza la invocación de los espíritus. Esto se logra de distintas maneras, y son muchas las culturas que han recurrido a esta práctica de adivinación y de distintas maneras y formas. Culturas como la egipcia, la persa, la mesopotámica por nombrar algunas, fueron culturas que recurrieron a la nigromancia desde tiempos antiguos.

Uno de los primero hechos que implica la nigromancia, aparece en la Biblia (1 Samuel 28),  describiendo a la bruja de Endor, invocando al espíritu de Samuel para la presencia de Saúl. El historiador griego Estrabón se refiere a la nigromancia como uno de los métodos de adivinación más utilizados entre los pueblos de Persia, también les hace referencia a los caldeos en Etruria y en Babilonia.

Otro lugar en donde vemos aparecer la nigromancia es en la célebre obra de la Odisea, en donde vemos como Odiseo invoca a espíritus mediante hechizos, los cuales aprendió de diosa Circe. En la mitología nórdica también se recurre a la necromancia, el mismo Odín en más de una ocasión recurre a los muertos para saber el futuro. En la antigua Roma y Grecia, está práctica también era común por algunos hechiceros, los cuales utilizaban sapos con este fin. Hoy esta ciencia oculta se logra en su mayoría de veces en sesiones espiritistas y algunas otras prácticas más oscuras que llegan a ser calificadas de prohibidas.

Te puede interesar

Escribe un comentario