La personalidad según la inicial del nombre: letras E – F y G

La numerología es la investigación de la influencia de la energía de los números sobre nuestra personalidad, nuestro presente y nuestro futuro. Pero así como los números que llegan a nuestra vida por “azar” las letras que inician nuestro nombre y por qué no la combinación de letras de nuestro  nombre también influye sobre nuestra personalidad y forma de manejarnos con los otros.

Si bien no hay una investigación tan amplia como sucede con la numerología hay quienes sostienen que las iniciales de nuestros nombres nos marcan determinados perfiles de personalidad.

Los que tienen un nombre que comienza con la letra E buscan el estímulo intelectual por lo que gustan de la lectura, las artes, los debates y los retos. Son tan interesados por el mundo de las ideas que hasta en el sexo buscan estimulación intelectual.

Gustan escuchar a sus interlocutores y odian a las personas que no escuchan pero a veces su deseo de escuchar no pasa por el interés hacia la otra persona sino a satisfacer su deseo de intelectualizar y debatir. Son seductores porque atraer la belleza también es jugar con el intelecto y son muy leales a las personas que los valoran y acompañan.

Los nombres que comienzan con letra F, dice esta teoría que dan a la persona una gran capacidad para el romance y el amor. Pueden parecer extravagantes o llamativos pero es algo que no hacen con propósito. Son amistosos pero reservados, constantes y buenas compañías.

Puede suceder que idealicen a sus parejas o seres queridos y que por esto se desilusionen con facilidad.

Si la letra que inicia el nombre es la letra G seguramente son personas que buscan gente excepcional para formar pareja pero no buscan la misma perfección para sí mismos. Son meticulosos por lo que todo suele complicarse un poco pero esto los estimula y los ayuda a crecer. Para estas personas los intereses económicos y afectivos son los más importantes.

Te puede interesar

Escribe un comentario