Las hadas

La naturaleza y su mística nos acompañan desde que el primer humano miró su entorno y comenzó a descubrirlo y estudiarlo.

Desde esos primeros y primitivos momentos tenemos conocimiento de que la energía de la vida se manifiesta de diferentes formas en todos los seres naturales y que esta manifestación muchas veces se hace presente para ayudarnos a mejorar nuestra vida.

Uno de los seres más antiguos del mundo son las hadas, que actualmente en este mundo gobernado por lo tangible y lo fáctico son presentadas como seres mitológicos, pero que muchos sabemos que pertenecen a ese sector del mundo vedado a los que no saben ver más allá de lo que alcanzas sus ojos.

Las hadas son seres de luz que custodian y protegen a la naturaleza, son por lo general mujeres aladas con rostro angelical, de tamaño muy pequeño y con gran poder sobre la vida que custodian.

Pero las hadas también pueden cambiar de apariencia, pueden ser como mujeres, animales o vegetales, cambiando en con la intención de cumplir con su objetivo.

Las hadas también son amantes de la música, son capaces de entonar con la mejor de las voces y de lograr las mejores melodías de los elementos naturales.

A cada grupo de hadas les corresponde la guarda de algún elemento natural, están las hadas de aire que se caracterizan por su inteligencia y su capacidad para controlar los pensamientos, así como las fuerzas y corrientes de los vientos. Son hadas del alba.

Las hadas de fuego, son las que representan el renacer y la vida. Son capaces de la destrucción más devastadora pero que asegura el renacer de nuevas posibilidades. Son hadas del medio día.

Las hadas de la tierra, son las más bondadosas y las más antiguas. Poseen gran fuerza de voluntad y la capacidad de modificar lo asistido por otras hadas. Su momento del día es la noche.

Por último, las hadas del agua, son las que controlan el movimiento de todo lo que sea agua sobre la Tierra y de las lluvias. Su principal característica es la delicadeza y el amor, pero son temperamentales como el mismo océano. Su momento del día es el atardecer.

Te puede interesar

Escribe un comentario