Los Ángeles guardianes, parte II

Cuando escuchamos la palabra ángel los imaginamos con alas, caras dulces y aspecto infantil, pero realmente no todos son iguales y toman distintas formas dependiendo del ambiente, ocasión o don principal que posean.

Existen distintos tipos de ángeles que te acompañan en las distintas situaciones y etapas de la vida, protegiéndote y guiándote en todo lo que necesites. Existen además de los conocidos ángeles de la guarda de los niños y los jóvenes, otros tipos de estos ángeles que se ocupan de velar por el amor:

 Ángel guardián del amor joven: este ángel brinda a toda relación que comienza, ternura y belleza, seguridad para seguir adelante y capacidad para expresar los sentimientos sin miedo. Puedes pedirle a este ángel que te proteja de las personas dañinas y manipuladoras que se acercan a ti solo para hacer maldad.

Este ángel guardián te guía hacia tu pareja potencial haciéndote sentir atraído por alguien capaz de valorarte. Puedes orarle al ángel del amor joven para revivir una relación que se encuentre estancada, el mismo es el encargado de renovar y proteger nuestras relaciones, el amor y la sexualidad, manteniendo los lazos a salvo de fuerzas negativas que en algún modo pueden estar separándolos.  

El Ángel guardián de los adultos jóvenes: es el que te protege en la primera adultez, cuando comienzas a trazarte tu propio camino en la vida, el momento en que lo aprendido en tu infancia comienza a dar resultado.

Este ángel puede ayudarte a tomar decisiones buenas y claras, para aumentar tus oportunidades de crecimiento y desarrollo personal. Puedes orarle para que te guíe a correcto, para que tu talento sea apreciado y hacia la pareja correcta capaz de darte todo.

A la vez te brinda sentido del humor cuando las cosas parecen salirte siempre mal o hayas perdido oportunidades importantes, puedes orarle a este ángel para que te ayude a reafirmar si vas por el camino correcto. También te brinda consuelo en pérdidas o separaciones o cuando piensas que no puedes seguir adelante con tu vida.

Te puede interesar

Escribe un comentario