Los contaminantes emocionales.

Nuestro cuerpo físico, formado por órganos, sistemas y estructuras que son tangibles a nuestros sentidos, tiene una contraparte que es  intangible y que no es visible, que ha sido llamada cuerpo etérico o la red etérica, que efectivamente funciona como una red, formada por hilos de alta frecuencia vibratoria que alimenta, protege, vitaliza y unifica al cuerpo físico. Esta red envuelve todo nuestro cuerpo y al hablar de nuestro cuerpo estamos incluyendo también el emocional receptáculo de nuestros sentimientos y emociones y el tercer cuerpo el mental  que se manifiesta a través de lo que pensamos y que está  muy unido al cuerpo emocional. Estos tres niveles o planos de conciencia constituyen la persona del ser humano.

Somos energía e intercambiamos energía con otros seres humanos y nuestros cuerpos son muy susceptibles de recibir este intercambio energético y es por eso que muchas veces nos sentimos agobiados al estar en determinado lugar o con determinadas personas cuya vibración pertenece a una frecuencia diferente a la nuestra

Pueden existir personas cercanas a nosotros que nos quitan nuestra energía y no nos damos cuenta de ello. Son aquellas personas que siempre están viviendo para sí mismas y no salen de su pequeño círculo de “yo”, primero yo , segundo yo,  tercero yo y así sucesivamente… se quejan siempre por todo y de todo, están por lo general de mal humor con actitudes y respuestas agresivas, que nos contaminan y de tanto intercambiar con ellas terminamos repitiendo su misma  conducta negativa .

Cómo podemos interactuar con esta clase de individuos sin cargarnos de su contaminación emocional?

Primero que todo debemos darnos cuenta quienes a nuestro alrededor presentan estas características y cómo nos sentimos al comunicarnos con ellos.

Si resulta ser este, familiar o un amigo, nos debemos cuidar del tipo de dialogo  que estamos entablando y cambiar el tema si es posible. Muchas veces podemos ayudar a nuestro interlocutor haciéndole ver otro panorama con nuestra charla y de todas formas debemos cuidarnos y tratar en lo posible que no nos contaminen.

Te puede interesar

Escribe un comentario