Los misteriosos círculos de piedra de Avebury

41

El pueblo de Avebury se encuentra en Wiltshire y ha dado su nombre a uno de los misterios megalíticos más famosos, su círculos de piedra que son los más grandes de las Islas Británicas, encontrándose situados en medio de un paisaje prehistórico.

Según cuenta la historia cuando regresaba de un día de caza, una noche de invierno en 1648, John Aubrey al pasar por la aldea de Avebury, tras unos movimientos de tierra descubrió las piedras de pie alrededor de él un antiguo templo, cuyo origen atribuyó a los druidas.

En el siglo XVIII, William Stukeley visitó el sitio en varias ocasiones y fue testigo de la destrucción de numerosas piedras por los agricultores, que intentaban hacer la limpieza de la tierra para los campos y acorde con la identificación de Aubrey del sitio, en 1743 publicó su libro "Avebury, templo de los druidas británicos".

Se estima que el complejo de Avebury data de alrededor de 2600 al 2500 aC, cubriendo aproximadamente 28 hectáreas, encontrándose parcialmente solapado por el pueblo, presentando una gran zanja circular que inicialmente tenia unos 30 pies de profundidad y un banco de aproximadamente un cuarto de milla de diámetro que encierra un círculo exterior de piedras.

Dentro de este círculo exterior se reúnen dos círculos internos de unos 340 metros de diámetro, que da al norte del cual sólo quedan algunas piedras, al parecer consistía en dos círculos concéntricos, uno interior de una de las 12 piedras y un exterior de una de las 27 piedras.

En el centro del círculo se plantan un trío de piedras muy grandes, dos de los cuales sobreviven y que reciben el nombre de "The Cove". En el centro del círculo sur se encontraba una piedra de un altura de más de 20 pies de eslora llamado "el obelisco".

El enorme tamaño de todo el complejo da testimonio del hecho de que el templo de Avebury era tal vez el lugar sagrado más importante de toda Gran Bretaña o tal vez de todo el continente Europeo, existiendo diversas conjeturas sobre su origen y destino, ya que para la ciencia arqueológica todavía los círculos de Avebury son un misterio.

Imagen: Flickr

Te puede interesar

Escribe un comentario