Los Montes y la palma de la mano

De las artes adivinatorias, la quiromancia es una de las más interesantes ya que las manos dicen mucho de una personalidad.

Los dedos, por ejemplo tienen muchos aspectos para analizar. Pero la palma es también un universo de interpretaciones que para el ojo experimentado otorga mucha información.

La palma de la mano se analiza dibujando su contorno en un papel para poder relacionar su forma con los elementos fundamentales. Así podremos saber que si se trata de una Mano de Aire, tiene dedos largos y palma cuadrada. La Mano de Tierra tiene palma cuadrada pero dedos cortos; la de Agua, tiene dedos largos y palma rectangular y la Mano de Fuego, con los dedos cortos y la palma rectangular.

Luego miraremos las líneas que surcan la palma para saber cómo tiende a ser la personalidad. Las de Aire con líneas finas son expansivas y curiosas. Las de Tierra, por lo general tendrán manos rasgadas ya que disfrutan de la actividad física y los trabajos donde las usan mucho como la carpintería o la mecánica.

Las Palmas de Agua, por lo general tienen líneas finas que revelan creatividad y sensibilidad y las Palmas de Fuego, son arriesgadas y desafiantes.

Se completa el análisis de la palma de las manos con la interpretación Los Montes, que son 7 regiones en las que se divide la mano y corresponden a diferentes cuerpos celestes.

El Monte del Sol es el que indica personalidad exuberante, generosa y sin términos medios si está bien desarrollado.
El Monte de Júpiter, tiene que ver con la forma de relacionarnos con los otros. Si es redondeado pertenece a personas dominantes, de manera positiva si la cabeza de la línea es nítida y lo contrario si no.
El Monte de Saturno, si está desarrollado indica inteligencia e inclinación a la soledad pero si no lo está, es indicador de frivolidad.
Monte Mercurio, con la cabecera de la línea bien visible representa una personalidad exitosa, de lo contrario se inclina por el desorden de las ideas. Junto con el Monte de Marte, se puede evidenciar la personalidad fuerte negativa o positiva según su prominencia.
Monte Venus, cuando es prominente es de personas muy sensuales y con buena salud y el Monte de la Luna, si es alto pertenece a los imaginativos y poetas a los que les gusta viajar. Si no lo es, la imaginación n o es mucha pero el razonamiento es insuperable.

Te puede interesar

Escribe un comentario