Nuevo fenómeno anómalo en el Triangulo de las Bermudas

52

Recientemente los científicos estadounidenses que estudian el mar, cerca del famoso Triángulo de las Bermudas han encontrado otra "anomalía", en las aguas de superficie de esta área se descubrieron focos importantes de virus, pero éstos no representan ningún peligro para los seres humanos, ya que sólo afectan a las bacterias oceánicas.

La misma frase "Triángulo de las Bermudas", fue acuñada por un fanático del espiritismo y lo esotérico, Vincent Gaddis en 1964, haciendo referencia a una zona situada entre la isla de Puerto Rico, la costa de Florida y las Bermudas, que de acuerdo con el místico famoso del siglo pasado, esta zona del Atlántico se hizo famosa por el hecho de que cientos de barcos y aviones desaparecieron allí, aunque extrañamente algunos de ellos se encontraron más tarde, pero sin sus tripulaciones.

En 1950 un periodista estadounidense, Alexander Jones escribió un artículo sobre la misteriosa desaparición de barcos en esta región a la que llamó simplemente “Mar del Diablo”, pero el Triángulo de las Bermudas adquirió popularidad real en 1974, cuando Charles Berlitz, un divulgador de la ciencia, publicó un libro bajo el mismo título donde se recogieron descripciones de varias y misteriosas desapariciones en la zona.

El libro se convirtió inmediatamente en un best-seller y como resultado el misterioso y peligroso mar Diablo llegó a ser conocido en el mundo entero, luego diferentes grupos de científicos trabajaron en la búsqueda de razones para explicar estas desapariciones.

Con el tiempo los escépticos poco a poco se impusieron sobre los místicos aficionados, determinando que no había anomalías en esta parte del océano y la Guardia Costera de los EE.UU., publicó varios informes según los cuales la desaparición de barcos en el Triángulo de las Bermudas no se producen con más frecuencia que en otras regiones del océano y que se debía principalmente a las tormentas.

Historiadores se preocuparon por buscar archivos y encontraron que el área desde el descubrimiento de América las desapariciones de navíos eran muy frecuentes y hasta la segunda mitad del siglo XX los marineros no hicieron ninguna mención de él como un lugar misterioso donde los barcos se perdían constantemente.

Periodistas analizaron el libro de Berlitz y encontraron que la mayoría de los hechos expuestos por el autor no eran del todo ciertos y algunos se hicieron sin fundamento.

Por la década de 1990, el interés en el Triángulo de las Bermudas se había agotado en gran medida, pero recientemente los científicos recuperaron interés en esta área, ya que se descubre una anomalía, pero ésta vez no tiene nada que ver con la desaparición de barcos y aviones.

Imagen: Kotic

Te puede interesar

Escribe un comentario