Panteón Yoruba, Changó.

Changó es en el panteón Yoruba un Orishá mayor, muy amado y venerado en esta religión. Se le considera el rey del trueno, el rayo, la guerra, el fuego, la danza, la música y la belleza masculina. Representa la fuerza, la virilidad y la masculinidad. Abogado de los guerreros y patrón de las tempestades, adorado y temido por igual. No puede soportar a pusilánimes, cobardes e invertidos.

Sus hijos ha de estar bien definidos sexualmente, son clarividentes, adivinos, brujos, curanderos, valientes, astutos,independientes y gustan mucho del sexo contrario.

Este Orishá representa virtudes y defectos por igual; es buen amigo y padre, adivino y curandero, la justicia también está representada en él sin embargo tamién es mentiroso, pendenciero, jugador, mujeriego y jactancioso.

El sincretismo de Changó es Santa Bárbara, precisamente se le asocia con ella por la historia de esta Santa a la que su padre encerró en una torre para protegerla de sus pretendientes, posteriormente al conocer la fe cristiana de su hija la entrega a la justicia y la condenan a muerte por no renunciar a su fe al poco tiempo el padre cayó fulminado por un rayo; también cuenta la leyenda que cuando el padre la quiso casar Santa Barbara se cortó los pechos para ser repudiada por su futuro esposo y entonces el padre pretendía exhibirla por el pueblo para que pasará vergüenza, Esta rogó a Dios que no lo permitiera y cayó una tormenta que impidió la visibilidad y nadie la vio así.

Sus colores son el rojo y el blanco, sus números el cuatro, el seis y el doce. Los collares están hechos  de cuentas rojas y blancas  alternativas. Los atributos de Changó son: la espada, el hacha de doble filo pintada de rojo y decorada en blanco, cetro de palma y un caballo moro. Usa bandé rojo camisa holgada , en ocasiones lleva el pecho descubierto con una banda que lo cruza, en la cabeza lleva una corona en forma de castillo.

Te puede interesar

Escribe un comentario