Paranormal Witness: el exorcista (demonología)

Paranormal

Por las mañanas, antes de ir a la casa del padre Carmine, me encerraba en la biblioteca a estudiar demonología. El padre Carmine me explicó que cada demonio procede de uno de los pecados capitales, me dijo sus nombres, sus historias, y que para poder finalizar el exorcismo necesitaba saber qué demonio era el que estaba ocupando el cuerpo: “Necesitas que el propio demonio te diga su nombre, porque esa será la señal de sumisión que necesitarás para poder expulsarlo del cuerpo que ocupa”.

Una vez había llegado a la casa del padre Carmine, me fije que había cambiado la silla de escritorio de los días anteriores por una metálica, mucho más pesada. Al entrar el padre vi que venía acompañado de una señora muy mayor. Seguramente alrededor de los setenta años. Necesitaba de mucha ayuda para poder moverse. El padre la ayudó a sentarse en la silla metálica.

Mientras yo pensaba “qué dulce anciana”, el padre Carmine comenzó con el exorcismo. La poseída era ella. Una vez le echó el agua bendita, la dulce anciana desapareció por completo. La señora que hacía escasos dos minutos apenas si podía dar un paso, ahora estaba de pie, erguida, y con la silla metálica levantada con una sola mano. La señora se reía del padre. Tuve que levantarme para quitarle la silla a la anciana e intentar sentarla de nuevo.

Más información – Paranormal Witness: el exorcista (Amén)
Fuente – Paranormal Witness
Foto – Xplora

Te puede interesar

Escribe un comentario