‘Paranormal Witness’: el secreto de Lynchville (X)

Paranormal witness

Sergio se despertó y bajó las escaleras de una carrera. Sabía que las alarmas estaban desconectadas y sin pilas, no podían estar sonando. Al entrar al salón se encontró con Tonya llorando, sentada en el suelo, aterrorizada. Lo primero que hizo Sergio al entrar fue empezar a golpear las alarmas contra la pared hasta hacerlas callar de una vez por todas. Se acercó a Tonya y mientras la abrazaba esta le contó lo que acababa de ocurrir con el portátil: “-Lo ha lanzado contra la pared. Lo ha destrozado.”

Al instante comenzaron a sonar gritos en la planta de arriba. Esta vez no era KK, sino Hailey. Tonya acudía al instante y al entrar se encontró a Hailey sentada en una esquina de la cama. Señalaba al armario: “-Se abrió la puerta del armario. Vi como asomaban unos dedos que abrían cada vez las puertas. Era un hombre mirándome desde dentro.” Hailey se negó a seguir durmiendo en esa habitación. Tonya le sirvió un poco de agua para que se calmase. Al salir Hailey de su habitación, la jarra de agua salía disparada hacia su cabeza, aterrizando contra el marco de la puerta y rompiéndose en mil pedazos. La situación estaba empezando a llegar a un punto de no retorno. Fuera lo que fuese estaba empezando a reaccionar de manera violenta y era una amenaza incluso para las niñas.

Más información – ‘Paranormal Witness’: el secreto de Lynchville (IX)
Fuente – Paranormal Witness
Foto – Xplora

Te puede interesar

Escribe un comentario